Versión de texto

Buscar:

General:

Inicio

ARTICULOS DE OPINION

DESDE LA OPOSICION

Hay un refrán español, que dice: „Contra el vicio de pedir, está la virtud de no dar“, yo, por aquello de enriquecer el refranero español, que ya, tan sabio es, voy a osar proponer otro refrán muy parecido a éste, pero que añade otra posibilidad, que sería: „Contra el vicio de criticar, está la virtud de otros, de trabajar“.

Con esto, pienso, que tenemos mucho tiempo libre, o quizás vidas muy insustanciales, quién sabe, para dedicarnos a algo tan negativo, como es la crítica destructiva.
Pero sigamos con la sabiduría de los refranes, y así, llegamos a un dicho en el que somos especialistas algunas veces, recordemos pues: „Así vamos, uno trabajando y cuatro mirando“. Con éste se da además la casualidad, de que siempre entre los cuatro que miran encontramos a algún experto en Ingeniería, Arquitectura, Albañilería, Electricidad, Fontanería, Legislación Municipal, etc., en fin, que nos volvemos a topar con otro inteligente refrán, que sería...“Maestro liendre, que de todo sabe y de nada entiende“.
Algunas veces, queremos saber más de la cuenta y no entendemos porque no escuchamos, o porque no nos conviene escuchar, para seguir pensando que siempre tenemos la razón.
Otros, procuramos, cuando no entendemos, porque, se da el caso de que hemos ostentado grandes responsabilidades, ostentamos grandes compromisos con los benaojanos y, debemos intentar cometer el mínimo de errores, aunque también es de sabios errar, buscar a los que sí saben, que son, los que gracias a muchos años de estudio, tienen un documento que se llama título y una experiencia que les da la credibilidad, que otros no tienen. Podremos discutir con ellos, si no comulgamos con exactitud en algo de lo que exponen, pero si hay cosas en las que nos asesoran, que no debemos tocar, no nos podemos permitir riesgos, pues estaríamos jugando con dinero público, pero además, en algunos casos, con crear peligros a los vecinos, y eso, sería aún más grave. Y, para jugar a creerse el todo poderoso, ya existe un juego en el que puedes quitar, poner, comprar o vender a tu antojo, que es el Monopoly.
Aunque encima, seguro que llegarían los verdaderos protagonistas en esta historia, y verterían sus sabias críticas, porque los críticos también tienen su título, ¿verdad?, o no.

Y, „Como a buen entendedor, pocas palabras bastan“, „Arrieritos somos y en el caminito nos encontraremos“, que como „No ofende quien quiere, sino quien puede“, y algunos tenemos mucho trabajo, a partir de ahora „A palabras necias, oídos sordos“ y „Al que le pique que se rasque“.

Soraya García Mesa
Concejala Portavoz del Grupo Socialista

PARA LO BUENO Y PARA LO MALO...

Cuando uno se compromete, puede adquirir un compromiso consigo mismo o con una o varias personas.
En el caso del que suscribe, el compromiso era además de consigo mismo y su compañera política, un compromiso a tres bandas: como ya digo con uno mismo y su compañera, con todos y cada uno de los vecinos del pueblo y con aquellos miembros de la corporación que tuvieron a bien, en confiar en nosotros y darnos el apoyo.
Pero recuerdo, que en ese compromiso, algunos de los que nos dieron el apoyo, también se comprometieron, a aportar ideas, buenas y sabias ideas; a trabajar, más allá de los paseos por el pueblo cámara en mano, (que también es un arduo trabajo), en definitiva, a aportar todo lo que pudieran y que estuviera en sus manos, por la preocupación que tenían por el bienestar del pueblo.
Muy buenos propósitos aquellos, sí, eso, propósitos, porque hasta el día 21 de Octubre, por su parte, solo han existido críticas, además, por la espalda.
En fin, que el sabio pueblo juzgue lo que vea, que gracias a Dios ve, y el que no ve, oye, para lo bueno y para lo malo.
Me gustaría, recordar a aquellos del Grupo Independiente que dieron su apoyo al Grupo Socialista, que hicieron algo más que dar el apoyo el día 16 de Junio de 2.007, (día que nunca olvidaré gracias a ellos), que entraron en el equipo de gobierno, y por tanto, que recuerden que también gobernaban, por cierto, no solo para lo bueno, sino que también para lo malo.

Para finalizar, me gustaría dejarles en este artículo algo, para que ejerciten un par de reflexiones:
„Si todo lo malo, es culpa siempre de los demás, lo bueno, que también lo hay, será también gracias a los mismos, ¿o vienen luego otros, se colocan para salir en la foto y colgarse los galones?“ y, „Si voto a favor de algo, pero digo que no estoy conforme, siempre acierto, ¿no?“.

Tomás González
Consejal del Grupo Socialista